25 tips sobre Istria, la Italia croata

Si hubo un roadtrip que disfrutamos como auténticos enanos, ese fue el que realizamos por la península de Istria, con parada en Zagreb y por supuesto en el Parque Nacional de Plitvice, una joya de la naturaleza. Istria y sus alrededores, nos sorprendieron tan gratamente, que al final nos quedamos un poquito más de tiempo y como es una zona que está en auge, junto con la costa de Montenegro, aquí os dejamos algunos imprescindibles…

25 tips sobre Istria

  • El paseo de los glagolíticos entre Roc y Hum. A los laterales de la carretera de interior que te lleva al pueblo más pequeño del mundo (Hum, 17 habitantes), puedes observar letras gaglolíticas. La última a la entrada de Hum.
  • Admirar las vistas increíbles de toda la zona desde los bastiones venecianos de Labin, otro pueblo de interior que tiene un casco histórico por el que perderte.
  • Disfrutar de un paseo en globo y admirar el Valle del Rio Mirna, una zona muy especial del interior volcada con la cultura del vino
  • Si eres amante de la trufa, Buje, es tu sitio: aceites, quesos, trufa blanca, … la trufa está presente en toda la gastronomía local. Exquisita!
Motovun

El Valle del Mirna, desde Motovun

 

Hum

Detalles de las calles y casas de piedra de Hum, el pueblo más pequeño del mundo

 

Una de las decenas de tiendas que podrás encontrar en Motovun con productos típicos de la zona

Una de las decenas de tiendas que podrás encontrar en Motovun con productos típicos de la zona

  • Tomarte un respiro en la ruta, y dejarte seducir por un vino tinto Teran y el famoso y delicioso jamón de Istria. Si es en alguno de los pueblos del interior, mucho mejor.
  • Dejarte seducir por Opatija, ciudad de vacaciones de grandes fortunas, con auténticas mansiones, parques, restaurantes,…. todo muy a lo grande y muy americano, como el paseo de la fama croata. Volcadas con sus jardines, la camelia japonesa, es una de sus enseñas.
  • El Festival del Café de Opatija  que se celebra todos los años en el mes de abril y el Festival del Chocolate, en el mes de diciembre.
  • Tener suerte y ver buitres leonados en el Parque Natural de Ucka. Hay que tener suerte pero se ven, os lo aseguro.
  • Subir a Tsrat, en Rijeka y admirar las vistas que son impagables. Si te apetece fiesta, fiesta y fiesta, del muelle salen pequeños cruceros los viernes y sábados noche, que te aseguran horas de música, gente y bebidas… No es lo mío pero lo cierto es que hay mezcla de turistas y locales a mansalva, así que…
Destellos de Opatija

Destellos de Opatija

Paseo de la fama de Opatija

Paseo de la fama de Opatija

  • Ver una atardecer en Rabac y disfrutar del puerto pesquero y de un buen pescado a la brasa en cualquiera de sus terrazas.
  • Si vas a primeros de julio, las fiestas patronales de Bakar, son un must: por el lugar, bello dónde los haya y por la implicación de todo el pueblo que toma parte de las representaciones históricas. Hay tal ambiente en la calle, que no querrás marcharte.
  • El Palacio Batagliarini y el Castillo de Bakar, con unas vistas de la bahía increíbles
  • Busca siempre una “konoba”, las tascas tradicionales de toda la vida dónde comerás rico y a muy buen precio. En los puertos pesqueros, siempre hay una que te cocina el pescado recién descargado de los barcos.
En todos los cascos históricos, plagados de terrazas, hay mucha vida, sobre todo en los mese estivales y son sitios perfectos para disfrutar de una Karlovacko

Los cascos históricos, plagados de terrazas, hay mucha vida sobre todo, en los meses estivales;son sitios perfectos para disfrutar de una Karlovacko bien fría (Centro histórico de Lovran)

Puerto de Rabac

Puerto de Rabat

El puerto de Rijeka

El puerto de Rijeka y la zona del paseo marítimo, muy concurrido con buen tiempo

La vista panorámica desde Tsrat

La vista panorámica de Rijeka desde Tsrat

  • Visitar Pula y sentirte un poco más italiano que croata… los vestigios romanos son apabullante y el anfiteatro, está tan bien conservado que llama la atención. Todo el mundo te hablará en italiano, lo que facilita la comunicación.
  • Bucear en el fiordo de Lim en Vsar. Una experiencia única.
  • Disfrutar de las maravillosas playas de Cabo Kamenjak, al sur de Pula. Increíble belleza y entorno natural.
  • Prueba el “Brodet”, una especie de paella croata.
  • Visitar al amanecer o atardecer el Pantano de Palud, en Rovijn y ver a cientos de aves, muchas de ellas desconocidas para nosotros, levantar el vuelo. Alucinante!
  • Disfrutar y seguro que comprar, en las múltiples galerías de arte de Rovijn y subir al campanario de la Iglesia de Santa Eufemia. Las vistas son espectaculares.
  • Si quieres visitar Venecia, desde el puerto de Rovijn puedes coger el ferry que te lleva a la  ciudad italiana.
La arquitectura perfectamente conservada de Pula

La arquitectura perfectamente conservada de Pula

La vista panorámica desde el Castillo de Pula

La vista panorámica desde el Castillo de Pula con el anfiteatro romano

Las vistas desde lo alto de la iglesia de Rovijn

Las vistas desde lo alto de la iglesia de Rovijn

  • Probar el Porkolt, un guiso de pescado típico de la zona de la costa de Istria con salsa de pimentón rojo, muy parecido a la que tanto de cocina en Galicia. El del Wine Restaurant de Rovijn es de 10.
  • Tomarte una Karlovacko, la gran cerveza croata, bien fría, un magnífico reconstituyente en cualquier momento.
  • Báñate en el Adriático, un mar muy pero que muy salado
  • Visitar la villa medieval de Kraljvica y cruzar el puente modernista que te lleva a la Isla de Krk.
  • Y para acabar con un sabor dulce, la tarta macarana, emborrachada con licor de cereza amarga. Muy pero que muy recomendable.

Y sobre todo, no te olvides de disfrutar del viaje, de la gente, extremadamente agradable y del ambiente de pueblo que a veces tanto se echa de menos…

Happy Blogging! Happy Travels!

 

Deja un comentario