Costa Vasca: Bermeo y San Juan de Gaztelugatxe

Bermeo desde otra perspectiva.

Bermeo desde otra perspectiva.

A pocos kilómetros de Bilbao, entramos en una de las zonas más bonitas de Bizkaia: Urdaibai y sus alrededores. A mí, esta visita, me gusta empezarla por uno de los pueblos con más encanto de la costa bizkaina: Bermeo. Así que allá vamos…


BERMEO, villa marinera

Esta villa pesquera, fundada en 1239 destaca por su laberíntico y multicolor barrio pesquero, dónde la vida fluye desde bien temprano. Además, esta villa, guarda vestigios medievales que datan del s. XV.

Qué ver…

  • La Torre Ercilla que además guarda en su interior el Museo del Pescador
  • La caza de la ballena era una de las principales actividades económicas del medievo. La historia se recoge en el Centro de interpretación Aita Guria, un ballenero que data del siglo XVII
  • El Mirador de Gaztelu, dentro del casco urbano y desde dónde contemplar unas bonitas vistas del puerto.
La Torre Ercilla que sobresale sobre el resto de casas del puerto.

La Torre Ercilla que sobresale sobre el resto de casas del puerto.

Mirador de Gaztelu con Izaro al fondo

Mirador de Gaztelu con Izaro al fondo

Ballenero Aita Guria

Ballenero Aita Guria

  • El Puerto Viejo y sus fachadas coloristas; todas o casi todas, con las escaleras empinadas que dan acceso a las viviendas, para proteger las entradas de las casas de los temporales
  • Las dos fuentes, que fue la fuente principal del puerto viejo hasta que el manantial se secó (S. XIX). Es de los tiempos del Emperador Carlos I y es la más antigua de Bizkaia.
Las coloridas casas del puerto viejo

Las coloridas casas del puerto viejo

Bi Iturriak, las dos fuentes.

Iturri Biak, las dos fuentes.

Sugerencia: No perderse las vistas del Cantábrico y de la Isla de Izaro desde el mirador de la Tala. También puedes apreciar el Cabo Matxitxako y el Cabo Ogoño.


  • En la parte alta, no hay que perderse el Arco de San Juan y su hornacilla, dónde aparece degollado el propio santo. En el suelo, podrás ver la losa donde dicen que San Juan dejó su huella a su paso por Bermeo camino de Gaztelugatxe (dicen que llegó en tres zancadas y para esa hay que echarle mucha fe)
  • Y partiendo de aquí y hacía el centro de la villa, las casas de la calle Doniene, las más antiguas de la villa pesquera.
  • Justo al finalizar esta calle, encuentras la  fachada del ayuntamiento y frente a él, la Iglesia de Santa María, de estilo neoclásico.
Arco de San Juan y su hornilla al final de la calle Doniene

Arco de San Juan y su hornilla al final de la calle Doniene

Fachada del Ayuntamiento, con su blasón

Fachada del Ayuntamiento, con su blasón

Doniene y las casas más antiguas de Bermeo

Doniene y las casas más antiguas de Bermeo

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María

Los más ancianos del lugar, te contarán que aquí se celebraron los funerales por los más de 100 muertos en la infernal galerna del 12 de agosto de 1912. Impagable el que te lo cuenten con la emoción que les embarga.

Tampoco te pierdas la Iglesia de San Francisco y los soportales y esculturas que la rodean,  ubicada  justo antes de entrar en la zona del casco viejo por la Prantzisko Deuna Atea.

Iglesia de San Francisco. Su claustro es de los pocos que verás en un casco urbano

Iglesia de San Francisco. Su claustro es de los pocos que verás en un casco urbano

Tras el avituallamiento correspondiente en los diferentes bares del puerto, partimos camino San Juan de Gaztelugatxe.


LA MAGIA DE SAN JUAN DE GAZTELUGATXE

Este promontorio mágico, unido a la tierra por una estrecha franja repleta de escalones, 241 en total, que te llevarán hasta la ermita dónde tocar la campana 13 veces ahuyenta los malos augurios. No te cortes y hazlo, es lo habitual.

Pero sobre todo, empápate de la magia del lugar, de las vistas increíbles, del  Cantábrico y de su fuerza. Sólo por eso, uno ya sale renovado de allí y con energía positiva para uno mismo y para repartir a mansalva. Simplemente, siéntate y disfruta, cuerpo y mente te lo agradecerán.

Es lugar de peregrinación para muchos pescadores y marineros que se encomiendan al santo y al cual, más de uno, cree que le debe la vida.

San Juan de Gaztelugatxe desde el parking

San Juan de Gaztelugatxe desde el parking

En el inicio a la subida de los 241 escalones para tocar la campana

En el inicio a la subida de los 241 escalones para tocar la campana

Las vistas desde arriba son increíbles. Al fondo, Cabo Matxitxako

Las vistas desde arriba son increíbles. Al fondo, Cabo Matxitxako

Pues esto es sólo un aperitivo de todo lo que ofrece este enclave único cómo es Urdaibai y sus alrededores. En unas semanas, amenazamos con volver y hablaros de otro lugar mágico que nos cautivó por completo. Sí, lo cierto es que Bizkaia tiene mucho que ofrecer así que #BeBasque.

Happy Blogging! Happy Travels!

 

CUADERNO DE VIAJE

Para visitar el Ballenero Aita Guria, concertar visitas en el 946881171

Más info en: Bermeoko Udala 

 

Deja un comentario