El increíble Monasterio de Veruela

Entre Tarazona, el Campo de Borja y a la vera del Moncayo, se encuentra el Monasterio Cisterciense de Santa María de Veruela, una ruina romántica muy visitada por la familia del poeta Gustavo Adolfo Bécquer.


UN POCO DE HISTORIA…

Sus primeras reseñas datan de principios del S. XII y están vinculados a los orígenes del Reino de Aragón, destacando entre sus grandes abades, Hernando de Aragón, nieto de Fernando el Católico. Ocupando posteriormente el cargo de Virrey de Aragón, renovó partes del primitivo monasterio como por ejemplo, el refectorio, la biblioteca, claustro alto,… hasta que en el s. XVII, se construyo un nuevo claustro barroco con celdas individuales.

Tras la Desamortización del s. XIX, el Monasterio se convirtió en un lugar de vacaciones para románticos veraneantes que venían a estudiar sus piedras o a recorrer la preciosa zona natural del Moncayo.

Detalles de sus paredes que atesoran mucha historia

Detalles de sus paredes que atesoran mucha historia


LOS BÉCQUER y VERUELA…

Tanto el poeta Gustavo Adolfo Bécquer, como su hermano el pintor Valeriano Bécquer, disfrutaron de una estancia cercana al año en Veruela, época a la que se atribuyen la serie de nueve cartas “Desde mi celda”, así como una obra conjunta de los dos hermanos, publicados en El Museo Universal, una de las revistas románticas de la época. Los textos eran de Gustavo y las ilustraciones de Valeriano. Gustavo, además, tenía también un especial enlace con la zona porque su mujer, era oriunda de la zona soriana del Moncayo.

La unión entre los Becquer y Veruela

La unión entre los Becquer y Veruela


EL MONASTERIO…

Al monasterio se entra por la Torre del Homenaje y cruzando las murallas que rodean todo el monasterio, como medida de protección para los monjes. El torreón es medieval (s. XIII), y cuenta con dos puertas: la pequeña, para peatones y la más grande, para los carruajes.

Aquí se aprecian las dos puertas de entrada: para peatones y para caballería y carruajes

Tras pasar esta puerta, hay un gran paseo, con árboles plataneros a ambos lados. A la derecha, actualmente tienes la entrada al Museo del Vino de D.O Campo de Borja y a la cabina de información, dónde abonar la entrada, que te da opción a visitar todo el complejo. También en esta margen derecha, encuentras al antiguo aljibe medieval y el palacio abacial.

Al fondo del paseo y antes de entrar en lo que son propiamente las dependencias claustrales, atravesando un pequeño jardín, encuentras la Iglesia Abacial, que data del s. XII, con una portada de medio punto y un rosetón románico.

Iglesia Abacial

Iglesia Abacial

Detalle de la portada de la Iglesia Abacial

Detalle de la portada de la Iglesia Abacial

Tras pasar por la portería y el espacio Bécquer en la cilla, accedes desde una puerta, al claustro mayor, que data del s. XIV. Es el centro del monasterio, dando acceso a las diferentes dependencias y  de estilo gótico levantino; puedes ver la entrada a la antigua cocina, el refectorio, el lavabo, …

Una de las estancias que más me llamaron la atención es el scriptorium, la sala dónde los monjes copiaban los códices y me recordó a la secuencia  de una película que más de uno seguro que tenéis en mente: En el nombre de la rosa, con Sean Connery.

Puerta de acceso a las instalaciones monacales

Puerta de acceso a las instalaciones monacales

Detalles de los techos del scriptorium

Detalles de los techos del scriptorium

Lavabo que usaban los monjes antes de entrar a comer

Lavabo que usaban los monjes antes de entrar a comer

Además de otras estancias, llegas también a la zona de la huerta que une la construcción nueva y la vieja, para toparte posteriormente con el locutorio, dónde cada día se repartían las tareas entre los monjes y la escalera, desde dónde se accede al dormitorio común.

Otra estancia, además de la iglesia que es sumamente importante en el monasterio, es la Sala Capitular, dónde el abad reúne a toda la comunidad y donde se tratan todos los asuntos de la orden de la comunidad monástica; también, es la sala dónde toman hábito los monjes y dónde son enterrados por norma común, los abades. En este caso, puedes ver las lápidas en la solería.

Sepultura

El espacio denominado Locutorio y que a partir del s. XVII se convirtió en paso para el monasterio nuevo.

Sepultura de Lope Ximénez, Señor de Agón en piedra policromía de finales del s. XIII

 

Detalles de las diferentes puertas que dan paso a las estancias, en este caso a la Sala Capitular, de comienzos del s. XIII (románico tardío – gótico)

Tumbas de los abades en la soleria


LA IGLESIA DE SANTA MARÍA… 

Digamos que es el punto fuerte de la visita y como ya se ha dicho, una de las estancias más importantes. Son tres naves de crucería simple gótica y bañada de una intensa luz, siendo además, el lugar dónde los monjes pasaban más de un cuarto de su jornada rezando desde maitines a completa.  Por ese motivo, es la estancia más importante de cualquier construcción cisterciense. En ella, podrás ver las tumbas de Abad Lupo Marco y del Infante Alfonso ( el primogénito de Jaime I que murió), portando éste último las armas de Aragón más antiguas que se conservan.

Detalles de la portada de la sacristía, que data del S. XVII (de estilo barroco)

La luz que invade la Iglesia, a pesar de que con algunas reconstrucciones se han tapado más entradas de luz originarias

Diferentes sepulturas y sepulcros en alabastro que puedes ver dentro de la Iglesia

Exponente de una belleza arquitectónica y romántica incalculable, es de visita obligada si visitas esta zona de Aragón.

Las estancias del Monasterio están tremendamente cuidadas y conservan detalles de época muy valiosos

Las estancias del Monasterio están tremendamente cuidadas y conservan detalles de época muy valiosos

Espero que podáis visitar este recinto único.

Happy Blogging¡! Happy Travels!!


CUADERNO DE VIAJE

Horario de invierno: 10:30 – 18:00 – Horario de verano: 10:30 – 20:00

Los lunes el monasterio permanece cerrado. Para disfrutarlo con calma, necesitarás al menos 1h 30 minutos. Sito en la carretera de Tarazona a Vera de Moncayo.

Para más info: Monasterio de Veruela

2 comments

Deja un comentario