Tarazona, la puerta del Moncayo

Panorámica de la ciudad de Tarazona

Panorámica de la ciudad de Tarazona

Si hace unas semanas os hablaba del fabuloso Monasterio de Veruela, hoy me voy a centrar en la capital de la comarca del Moncayo: Tarazona. Lo cierto es que Tarazona está enclavado entre un entramado de caminos a caballo entre varias comunidades autónomas, como son: Castilla León, Navarra y La Rioja. No teníamos ni idea de lo que nos íbamos a encontrar, así que el subidón por su riqueza patrimonial fue de aúpa. Este municipio de origen romano, fue asentamiento de visigodos, árabes, judíos, cristianos,… convirtiendo a Tarazona en una población que merece visitar.


QUÉ VER EN TARAZONA

1.- Plaza de Toros Vieja. Nosotros tuvimos la suerte de aparcar justo al lado de este edificio del s. XVIII y que sirvió como coso taurino hasta casi finales del s. XIX. Lo más llamativo para mí, es que ahora alberga viviendas particulares, así que no deja de ser algo curioso. Junto a ella, encuentras una pequeña ermita de la Virgen del Río, patrona de la ciudad y que acoge la imagen de la Virgen, que al parecer, cuenta que apareció junto al río Queiles, que divide la ciudad en dos.

Plaza de Toros antigua reconvertida en pisos particulares;cumple con la función de acoger en sus interior algún que otro evento municipal.

Plaza de Toros antigua reconvertida en pisos particulares;cumple con la función de acoger en sus interior algún que otro evento municipal.

2.- Paseamos paralelamente al río, para llegar a la Iglesia y ex-Convento de San Francisco, edificios que también albergan la oficina de turismo. . Tanto la Iglesia como el Claustro son del S. XV.

3.- La Catedral. Desde ese punto, ya divisas uno de los edificios más llamativos de la ciudad y que no es otra, que su catedral. Su color claro es lo primero que mí me llamó su atención. Es de estilo gótico pero con arte mueble de estilos mudejar, renacentista y barroco. La entrada a la Catedral de Santa María de la Huerta es de pago.

La Catedral en todo su esplendor

La Catedral en todo su esplendor

Detalles de la portada de la Catedral

Detalles de la portada de la Catedral


Volviendo tras nuestros pasos, decidimos adentrarnos en la zona más histórica del municipio, así que decidimos entrar por la calle Visconti, para  llegar hasta el edificio del Conservatorio de Música Baltasar Gracián, que antaño fue la Iglesia y Convento de Nuestra Señora de la Merced. Y así, pasando por la Plaza de España, dónde está el ayuntamiento,  pusimos por fin un pie en una de las zonas más bonitas de la ciudad: la Judería. Esta zona de la ciudad, estaba cerrada por varias puertas, comprendiendo la judería nueva, la judería vieja, la plaza arcediano y la plaza de nuestra señora.

Una de las zonas más definidas y bonitas de la ciudad de Tarazona

Una de las zonas más definidas y bonitas de la ciudad de Tarazona

4.- Casas Colgantes. Tras pasar el ayuntamiento y en la misma calle Judería, te encuentras con estas casas; un pequeño conjunto de edificaciones cuyas fachadas sobre salen sobre la Judería. Perderse por estas calles que conforman esta zona, es un auténtico placer y casi por casualidad, vas descubriendo la unión de Tarazona con el cine español, gracias a la figura de Paco Martínez Soria, que paso sus primeros años de infancia en esta ciudad, a la que nunca olvidó.

Las casas colgadas de Tarazona

Las casas colgadas de Tarazona

5.- Palacio Episcopal. Dentro de la Judería, en la plaza de la Mata, encuentras el Palacio Episcopal, antigua zuda musulmana y antigua residencia de los Reyes de Aragón. Es una construcción medieval, con toques renacentistas y que además, fue ampliada en el S. XVIII.

Saliendo de la Judería, y antes de entrar en la Morería, que en Tarazona ocupaba únicamente la calle y cuesta de San Juan pero era un barrio independiente, te encuentras con una imponente Iglesia.

6.- Iglesia de Santa María Magdalena. Las naves de esta Iglesia datan de comienzos del S. XV. Conserva la torre mudejar, con varios pisos medievales. Sin embargo, los remates son ya del s. XVII.

Si continuas por la calle Ancha de San Bernardo, llegas a la zona dónde puedes ver la antigua muralla de la ciudad. Desde la Plaza de la Concepción y la calle Concepción, es dónde mejor puedes ver los restos de la muralla, además de poder ver el Convento de la Concepción, Iglesia renacentista con dos torreones, uno de los cuales es la base del campanario.

Torre

HABLANDO DE MIRADORES…

En Tarazona hay dos que a mí me gustaron especialmente:

  • el Mirador de San Prudencio, que transcurre en paralelo a la calle ancha de San Bernardo; desde aquí tienes unas bonitas vistas de la zona en plano de la ciudad y también de las casas colgantes.
Detalles de la zona antigua de la ciudad.

Detalles de la zona antigua de la ciudad.

Vista de la zona de vieja de la ciudad desde los márgenes del río que cruza Tarazona

Vista de la zona de vieja de la ciudad desde los márgenes del río que cruza Tarazona

  • el Mirador de la Cuesta del Crucifijo, sito a las afueras de la ciudad, en la calle del Crucifijo y que te acerca a otro monumento: la Ermita de San Juan y el Crucifijo. A mí no me llamó tanto la atención la ermita, de origen medieval,  sino el manantial que abastece a la acequia de Selcos y sirve para regar parte de la huerta de la ciudad.

Tras tanto subida y bajada, escaleras y cuestas, teníamos ya ganas de sentarnos a COMER algo. Nosotros optamos por el Restaurante Ullate, en la calle Cañuelos. Tienen una barra de pinchos, raciones y platos de cocina regional y la verdad es que tanto el local como la atención, es muy buena. Cómo somos de ideas fijas, nos decidimos por torreznos de Soria y lo que los denominan madejas a la plancha. Este es un aperitivo típico de Aragón que se elabora con las tripas e intestinos de cordero, evidentemente, muy bien limpias. Se sirven bien doradas y con una picada de ajo y perejil. Se consumen siempre recién hechas y estaban de vicio.

Torrezno de Soria, en su punto

Torrezno de Soria, en su punto

69232042-FE82-4FA5-8476-FD45B1DF70E4

Madejas en su punto


CURIOSIDADES

♦ El ayuntamiento, construido sobre parte de la muralla es un edificio singular. La galería de arcos, es una réplica del sobreclaustro del Monasterio de Veruela.

Edificio y fachada del Ayuntamiento de Tarazona

Edificio y fachada del Ayuntamiento de Tarazona

Detalles de la fachada del Ayuntamiento de Tarazona

Detalles de la fachada del Ayuntamiento de Tarazona

♦ La fiesta del Cipotegato. La bajada del Cipotegato cada 27 de agosto a mediodía, da inicio a las fiestas patronales. Es un personaje peculiar,  relacionado con los antiguos bufones de la corte y que sale corriendo desde al ayuntamiento, bajo una lluvia de tomates, realizando un recorrido secreto por la ciudad. Fiesta de interés turístico regional.


Bueno, pues hasta aquí, nuestra visita a Tarazona que no fue nada más que el inicio a una serie de recorridos por los pueblos del Moncayo, que en breve, os contaremos porque fue una sorpresa muy grata, además de disfrutar del Parque Natural del Moncayo.

Callejones de la vieja judería

Callejones de la vieja judería

Happy Blogging! Happy Travels!

 

 

One comment

Deja un comentario