Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de la península

Vistas de Albarracín

Declarado monumento nacional desde 1961, Albarracín está actualmente en propuesto por la UNESCO para ser declarado Patrimonio de la Humanidad. Si lo has visitado, sabrás perfectamente por qué pero sino has tenido la suerte de visitarlo, lo entenderás enseguida. Albarracín no deja indiferente a nadie y lo cierto es que es realmente complicado, destacar una u otra cosa, ya que todo el municipio en sí, es una obra de arquitectura peculiar. Pero vamos a intentarlo.


SU PECULIAR ESTRUCTURA

Si tenemos en cuenta lo ya dicho y sobre todo que una de las cosas que más llama la atención, es su peculiar trazado de calles, callejones, pasadizos y escalinatas junto con casas señoriales, caseríos populares y muros irregulares, ya tenemos parte importante de lo que constituye basicamente Albarracín. Lo que ocurre es que aquí, cualquier pequeño detalle es una obra de arte, lo mismo que su peculiar estructura, adaptada a la topografía tan especial de la zona. Casas colgadas, tejados que chocan, entramados de madera únicos y una muralla que se deja ver más allá de los límites del propio pueblo. Y todo ello, con llamativos tonos rojizos, característicos de las construcciones del pueblo, debido al tipo de roca sedimentaria de las que están hechas que no es otra que rodeno.

⇒ APARCAR . Lo mejor es que lo hagas en los parkings habilitados a las afueras del acceso al casco histórico, lo que se conoce como la zona llana o zona del Arrabal. Sobre todo porque así puedes admirar en su totalidad la belleza del conjunto que conforma Albarracín.

La particular construcción adaptada a la orografía del lugar, amalgama de tejados, balcones y fachadas


QUE VER EN ALBARRACÍN

En nuestro caso, accedimos a Albarracín por la zona de Los Puentes, a través de las escaleras que te llevan hasta la Plaza Mayor, un fantástico y bello punto de partida.

PLAZA MAYOR . La recoleta y coqueta Plaza Mayor, acoge el Ayuntamiento, con soportales que servían de cobijo a los comerciantes y que ahora, te cobijan de la nieve que cae con ganas en invierno. Además, una de las balconadas, hace de mirador, con una vista preciosa hacía la Catedral.

Desde la Plaza Mayor, subiendo hacía la Catedral, por la calle de su mismo nombre, llegas a la Casa de los Monterde, una de las mansiones señoriales que más llaman la atención en el municipio. Siguiendo por esa misma calle, llegas a la Ronda del Mirador, con unas fabulosas vistas de Albarracín.

Plaza Mayor, punto neurálgico de la ciudad

CATEDRAL . La entrada es por la Calle Catedral pero desde la Plaza de la Seo, tienes unas vista bonitas de la cúpula. Anexada a ella, está el Museo Diocesano y Palacio Episcopal. La Catedral de El Salvador está construida sobre un antiguo templo románico y mudejar.

♠ En la capilla de María Magdalena, puedes ver el bello retablo consagrado a San Pedro. De lo mejor de la Catedral.

CASTILLOTras visitar la Catedral y subiendo por la calle San Juan, a mano derecha, puedes ver los restos del Castillo. Fue la residencia militar de los Sres de Albarracín, si bien estas ruinas, actualmente se ven un tanto eclipsadas por el resto de edificaciones y fortificaciones del municipio.

Parte trasera del Castillo, del cual se conserva muy poco en pie

El característico y colorido tejado de la Catedral

Desde este punto llegas a uno de los extremos del pueblo que guarda entre otras edificaciones, la TORRE DE DOÑA BLANCA, ubicada dentro del cementerio de la localidad. Sí, suena un tanto extraño pero si tenemos en cuenta que su origen es del s. XVII cuando en el terreno del actual cementerio, estaba ubicado el monasterio de los dominicos, pues la cosa cobra más sentido. De hecho, era la Biblioteca y conserva parte de esa actividad cultural al ser una sala de exposiciones. Se le considera el tercer castillo de Albarracín, por cuanto que es una verdadera fortificación por su estructura y construcción. 18 metros de altura tienen la culpa de que su última planta, la cuarta, sea una mirador de preciosas vistas.

La Torre de Doña Blanca, enclavada dentro del actual cementerio

Regresando de nuevo hacia la Plaza Mayor, nos paramos en la Plaza del Palacio, junto al Palacio Episcopal, donde puedes ver el Portal del Agua y parte del sistema defensivo que protegía la antigua ciudad y que aún se puede apreciar en perfecto estado de conservación en varias zonas del municipio.

A partir de aquí, subimos por la calle de  Molina para toparnos con varias edificaciones singulares:

  • La Casa de Pérez y Toyuela. Casa noble que data del S. XVII valiosa sobre todo su visita por la colección de fotografías antiguas de Albarracín.
  • La Casa de la Julianeta  o la Torre de Pisa de Albarracín, debido a que es la casa más inclinada del municipio. Al estar además ubicada entre dos calles, la sensación de desequilibrio es aún mayor. Data del S. XIV.
  • Portal de Molina. De este portal hacia la izquierda, tienes el Adarve del Fondón y hacia la derecha, la subida hacia la Muralla, con la Torre del Andador y los Postigos. Es un excelente mirador y no es tan complicado subir, unos 15 minutos andando.

La Casa de la Julianeta, la peculiar Torre de Pisa de Albarracin

Vistas de la Muralla que rodea gran parte de la ciudad

La simple pero rica sollapa de la Panadería Ibañez

♠ Si regresas por la Calle Santiago, en una esquina encuentras la Panadería Ibañez. Entre las especialidades, la sollapa estaba muy rica. Es una fina y crujiente masa de pan con azúcar y almendras laminadas. 


En fin, conocer Albarracín es sinónimo de callejear porque es la única manera de tener una visión global del municipio, enclavado en un peñón rodeado casi en su totalidad por el río Guadalaviar.

♠ Otro paseo muy recomendable y que pone de relieve otro Albarracín, es el Paseo Fluvial que flanquea casi en su totalidad el pueblo, a la vera del Guadalaviar. El inicio del mismo, está en el acceso del Parking de los Puentes.

Miradores especiales. Desde los soportales de la Plaza Mayor

Pues hasta aquí, nuestra visita a uno de los pueblos más bonitos de España, título ganado con todas las letras. Lo cierto, es que este municipio del sur de Teruel, sito en plena Sierra de Albarracín, ofrece muchas alternativas más de ocio que desgranaremos en un próximo relato. Hasta entonces…

Happy Blogging! Happy Travels!

7 comments

  1. Viajar y Otras Pasiones says:

    ¡Hola Eva!

    Qué bonito Albarracín! Confieso que solo me sonaba de oídas y, me ha dado tanta curiosidad, que me he puesto a buscar más info. No imaginaba que en un pueblo tan pequeño hubiera tantas cosas que ver!
    Me ha encantado la casa de la Julieneta, la Plaza Mayor y la muralla… y qué curioso que la torre se haya integrado en el cementerio!
    He leído que hubo bastantes combates de la Guerra Civil por allí. ¿Sabes si hay algo que lo recuerde?

    Un abrazo!

    • La Volvoreta says:

      En las visitas guiadas te dan todo tipo de detalles. De verdad que es un lugar muy bonito. En realidad toda la zona es de una belleza extrema. Un abrazo

  2. Maleta para tres says:

    Hasta hace unas semanas sólo lo habíamos escuchado de lejos. Pero últimamente no hacemos más que oír el nombre de este pueblo. Y no nos extraña, nos han contado maravillas y leyendo tu post y viendo tus fotos nos queda claro el porque de la fama. Saludos 🙂

  3. DinkyViajeros says:

    Teruel existe ¡vaya que si existe! Y bien bonito que es. 👍

    Aunque, para ser honestos, sólo conocíamos Albarracín de oídas, pero nos ha sorprendido muy gratamente. ¡Es precioso! Y qué cantidad de cosas tiene para ver. 😍

    Saludos.

Deja un comentario