Pedraza: su histórica cárcel de la Villa

Castillo de Pedraza

Llegar a Pedraza con un paisaje idílico que le hubiera gustado pintar, nuevamente a Zuloaga, no tiene precio. Sí ya es bonita de por sí, con sus calles empedradas, sus casonas blasonadas y ese olor a leña quemada que lo invade todo, casi que la nieve era lo de menos aunque hay que destacar que el frío segoviano, se te mete por el cuerpo y no te abandona ni a tiros. Pero teníamos una visita pendiente y por fin, íbamos a poder cumplirla.


LA CÁRCEL, UNA JOYA HISTÓRICA

A Pedraza, se entra y se sale por la misma puerta de entrada, y nunca mejor dicho. Es otra de las  joyas de la histórica villa de Pedraza; de madera de olmo negro  y con siglos a sus espaldas, ha visto de todo y guarda secretos inconfesables entre sus maderas centenarias.

Justo tras pasar la puerta, te encuentras con un edificio cuadrangular, anexo a ese recinto de entrada y doy fe, de que si no te fijas bien, puede incluso pasar desapercibido. Es un edificio del S. XIII, en el que puedes descubrir con todo detalle cómo era la vida en la cárcel de los presos de toda la comarca de las tierras de Pedraza. Celdas, cepos, grilletes,… todo se conserva en un estado excepcional, con grabados originales de los presos en marcos, ventanas y paredes que hacen, aún más sobrecogedora, si cabe,  la visita.

Entrada a Pedraza y entrada a la cárcel de la Villa

Escaleras de Madera que te llevan de un nivel a otro de la edificación

La cárcel cuenta con dos niveles de mazmorras que marcan ya de por sí, la forma en que se dividía a los presos: el nivel superior, para los delincuentes menores y el sótano, para los criminales más peligrosos. Además, existía el llamado “zulo”, dónde se les tiraba literalmente al vacío; de este modo, el preso  o bien moría de los golpes y/o fracturas provocadas por la casa o bien, por infecciones graves varias, puesto que este espacio era también, dónde se acumulaban los deshechos de las letrinas. Por tanto, no había duda posible: quién ingresaba en el zulo, sabía que iba a una muerte segura.

Además de la historia,  el recorrido por la cárcel, que tuvo mucha importancia por ser la que aglutinaba a los presos de toda la Comarca de las Tierras de Pedraza, te transporta a otra época, no tan lejana, por cierto; hay un sinfín de detalles que describen las horas muertas y el tiempo que allí pasaban los presos y en qué lo invertían: principalmente, en grabar inscripciones en las paredes contraventanas, etc… Sobre todo eran motivos religiosos, inscripciones y frases o algún que otro nombre. No te pierdas esos detalles.

Planta baja de entrada a zona de presos encadenados

Barra a la que se encadenaban a los presos o se les sujetaba por manos y/o pies para su traslados

Grabados que hacían los presos en las diferentes estancias de la cárcel

Mazmorras de madera por las que solo entraban la luz por las rendijas


Aprovechando la visita a la cárcel, disfrutamos también del casco histórico de Pedraza que sin duda, es una auténtica maravilla entremadamente bien conservada. Calles empedradas, casas palaciegas, escudos y una gran plaza mayor, alrededor de la cual, surge la vida y el comercio.

Calles mágicas de la Villa de Pedraza

Vistas de Pedraza desde la cárcel

Vistas desde la planta alta de la cárcel con el pequeño acueducto de fondo

Plaza Mayor de Pedraza

Detalles que encuentra en todos los rincones de la Villa

Mención especial, merece el Castillo de Pedraza, aún todavía en propiedad de los familiares del pintor Zuloaga, que pasó aquí grandes temporadas.

Sin duda alguna, Pedraza tiene un encanto que han sabido conservar a lo largo del tiempo porque sus habitantes y la fundación, se han esmerado en ello.  Así mismo, todas las actividades culturales que se organizan, principalmente en verano, le dan ese aire de antaño que tanto gusta y atrapa a quién la visita. Quizá uno de los más conocidos eventos, sea los llamados Conciertos de las Velas, con figuras de renombre y esa decoración tan especial que se propone. Aquí tenéis el enlace a los Conciertos que ha habido este año 2018: Conciertos Velas 2018 Pedraza.

Pedraza, ha sido un placer conocerte.

Casas de oficios que conservan estructuras originales.

Happy Travels! Happy Blogging!

Más información: Fundación Villa de Pedraza

 

 

 

6 comments

  1. Kate de Viajamos Juntos says:

    Hemos pasado por Pedraza en dos ocasiones y en ambas la cárcel estuvo cerrada. Habrá que ir la tercera, en invierno, que reconozco, que la villa se ve preciosa en tus fotos.

    Aunque no sé cómo llevaría la visita guiada, donde te cuentan en detalle dónde estaban los presos y cómo se les trataba. Lo del “zulo” me dio escalofríos…

    • La Volvoreta says:

      Ver Pedraza con nieve tiene su encanto. Y la visita guiada aunque en algunos momentos sea algo más duro el relato, es muy interesante porque son relatos de hace décadas, vamos, a la vuelta de la esquina. Saludos

  2. Héctor Arenós Marco says:

    Qué buena pinta tiene tanto Pedraza como su castillo. Tenía anotada en mi “lista de deseos de España” esta población y después de leerte veo que no me equivoco. Tarde o temprano tendremos que ir, ya que de Segovia sólo conocemos su capital.

    • La Volvoreta says:

      A nosotros nos pasaba lo mismo. Pero la provincia de Segovia tiene pueblos preciosos y Pedraza desde luego es un imprescindible. Saludos

Deja un comentario